Proyectos
Shellock-Carlos-y-Omar

Shellock, datos en tiempo real para la logística del futuro

  • Carlos Garces, CEO de Shellock, cuenta cómo su sello IoT proporciona visibilidad a los envíos para anticipar problemas, ayudar a la toma de decisiones, evitar desechos y ahorrar costes.
  • La startup ganadora del Explorer Lab 2020 está a punto de recibir financiación y realizar su primer piloto en Noruega

Quién es Carlos Garces

Desde que le vimos haciendo el pitch que se convertiría en ganador de Explorer el año pasado (con aparición de abuela incluida -maravillas de las retransmisiones online en directo que llegan al corazón-), sabíamos que su proyecto llegaría lejos. 

Carlos Garces, CEO de Shellock, nació y creció en Barcelona. Y crecer en una ciudad con tanta actividad marítima le marcó: siempre le atrajeron el mar y los barcos. 

Sabiendo esto, no nos resulta extraño que estudiara Ingeniería Técnica Naval en la UPC de la Ciudad Condal. Después hizo un Máster de Ingeniería Marítima en la Universidad de Strathclyde (Escocia), y a partir de ahí se confiesa “muy autodidacta”: ha ido desarrollando otras habilidades, entre ellas programación, de forma independiente. 

Dice que desde que se lanzó a emprender, no se ve haciendo otra cosa: “Fue para mí natural cuando surgió la idea de Shellock volcarme por completo en el proyecto”. 

Carlos es realista; sabe que una startup requiere mucha dedicación, pero menciona un concepto de un vídeo de David Googins sobre cómo trabajar los sueños que le inspiró cuando empezaba a emprender: igual que cuando uno trabaja duro con las manos se le ven sus callos, todo lo que uno ambiciona puede ser un reto, y hay que tener la voluntad de hacerlo hasta que sea lo natural. Es cuestión de “rehacerse y hacer callo en el cerebro” para afrontar nuevos retos.

No parece llevar mal toda esa dedicación que requiere una startup, “me encanta”, pero como no le queda demasiado tiempo libre, intenta mantener un equilibrio sacando un rato al final del día para tocar la guitarra eléctrica y escribir canciones.

 

 

Y por si esto fuera poco, confiesa haberse involucrado recientemente en el montaje de una pequeña mesa de operaciones en su casa para que los estudiantes de cirugía puedan practicar en las suyas. Algo muy acorde con los tiempos que corren de pandemia y teletrabajo, una nueva situación que, opina, va a quedarse: “Desde el día que empezamos con Shellock hemos trabajado remotamente. Cada uno de los integrantes vivíamos en lugares diferentes alejados entre sí. Es una metodología de trabajo que requiere herramientas con las que estar todos conectados y a la vez da una gran flexibilidad. Creo que es el presente y está para quedarse”.

 

Qué es Shellock

Shellock proporciona visibilidad en tiempo real a los envíos, tales como contenedores marítimos, alimentos refrigerados y equipos de alto valor. Digitaliza todo el seguimiento, facilitando así el trabajo, evitando pérdidas y la generación de residuos, ya que su sello es reutilizable y evita que toneladas de sellos plásticos de un solo uso acaben en el mar.

Además aporta la información necesaria a los integrantes de la cadena logística para que puedan tomar decisiones informadas y anticipativas a problemas como retrasos y pérdidas. 

Queremos evitar que localizar la carga sea un problema, así como todas las horas extras que se hacen actualmente para compensar inconvenientes en la cadena logística. Todas las partes del transporte podrán coordinarse más efectivamente. Además, al ser un producto reutilizable no genera ningún desecho plástico y previene el uso de documentación impresa

Por todos estos motivos su solución contribuye a 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: 9 (Industria, innovación e infraestructura), 12 (Producción y consumo responsables), 14 (Vida submarina), 15 (Vida de ecosistemas terrestres) y 17 (Alianzas para lograr los objetivos). 

eshell -Shellock

Cómo surgió la idea 

Carlos había trabajado anteriormente en una startup y estaba ya familiarizado con el entorno, pero nunca antes había emprendido. 

Llevaba tiempo buscando trabajar con soluciones tecnológicas aplicadas al entorno marítimo, y se inscribió a un hackaton de fin de semana, el “Maritime and Blue Logistics Startup Weekend”.  

Creía que iba a asistir a una presentación sobre innovación, pero en realidad lo que acabó pasando fue algo muy distinto: el hecho de trabajar en equipo con varios compañeros para aplicar soluciones tecnológicas innovadoras al sector marítimo y logístico, fue su momento ‘eureka’: “Descubrí en ese momento en qué consiste emprender”.  Además, el hecho de que tuviera un foco sostenible, le hizo tener “muy claro que quería hacerlo”. Ahí se fraguó Shellock. 

Poco después él y su compañero Omar Calderón, actual CPO, y al que conoció en el hackaton, se apuntaban a Explorer, y al final de la edición resultaban ganadores. 

Después entraron en Flow Maritime Accelerator, una aceleradora noruega especializada en su sector, y lo que empezó siendo un sello con forma parecida a la de un candado y foco en contenedores de barcos, ha ido dando evolucionando a un dispositivo algo diferente, y la oportunidad de aplicarlo en diferentes tipos de envíos. 

 

Shellock-Noruega

Próxima financiación y piloto

Tras completar el programa en la aceleradora noruega y hablar con varias empresas del sector marítimo y logístico pivotaron su idea: “Les encantó nuestra propuesta de un sello reutilizable para trackear contenedores marítimos, y querían poder utilizar el mismo servicio para todo tipo de envíos”. 

El resultado es que mantienen la plataforma con la que ver en tiempo real los envíos y en qué condiciones están. Seguirá siendo un dispositivo IoT, pero han cambiado su formato: ya no tendrá en la primera versión el candado de cierre. 

Actualmente están trabajando en su primera ronda de financiación con la que llevar Shellock al siguiente nivel. Ya han logrado el apoyo de algún inversor, “esperamos cerrar la ronda pronto”, y además están co-desarrollando el servicio con esas empresas del sector antes de realizar el piloto.

El objetivo a corto-medio plazo es poder ofrecer un servicio de calidad con el que facilitar el día a día a todos los participantes en la cadena logística y al cliente final: “Probar nuestros dispositivos en condiciones reales muy pronto y poder ofrecer nuestro servicio comercialmente a finales de este año”.

 

Paso por Explorer

Dos amigos (uno había sido finalista en una edición anterior) le hablaron a Carlos del programa Explorer justo unos días antes de que cerrara la convocatoria. Además, el espacio donde tienen el coworking en Barcelona participaba, así que “no nos lo pensamos teniendo estas referencias, y nos apuntamos”.

La cabeza más visible de Shellock cree que fue la combinación de todos los elementos de Explorer lo que les ayudó a darle una base sólida a su proyecto:  “Personalmente valoro la combinación de tener un trabajo guiado para desarrollar el plan de negocio, junto con expertos de cada temática que te dan su visión, y poder tener un mentor, además de conectar con otros emprendedores en una situación similar. Nos hemos ayudado entre nosotros y ahora seguimos en contacto”. 

Recomienda “completamente” el programa y aunque dice no verse en la posición aún para dar consejos, sí que anima a más jóvenes a que se apunten con su idea: “aprenderán muchísimo a la vez que disfrutan desarrollando su propio proyecto”.

A Carlos le encanta materializar soluciones tecnológicas que ayuden a hacer nuestras tareas más fáciles y cómodas, y su sueño personal es “que todos podamos dedicarnos a lo que nos entusiasma aportando valor a la comunidad”. Él ya ha empezado a cumplirlo con Shellock, y nosotros les deseamos mucha suerte en el camino que han comenzado.

 

Shellock es una startup de seguimiento en tiempo real de contenedores marítimos y otros envíos. Combina una app para el seguimiento con un sello inteligente y reutilizable que emite los datos de la carga, dando transparencia al envío en toda la cadena de suministro, desde el origen hasta el destino. De esta forma ayuda en la toma de decisiones, ayuda a evitar robos y prevenir problemas y evita los desechos de los sellos de plástico de un solo uso tradicionales en el sector.

#Shellock

Carlos-Garces_Shellock

 

Carlos Garces nació en Barcelona. Estudió Ingeniería Técnica Naval en la UPC en Barcelona, y después hizo un Máster de Ingeniería Marítima en la Universidad de Strathclyde (Escocia). Admira a Elon Musk, Steve Jobs y Richard Branson, y cuando no está emprendiendo le gusta tocar la guitarra eléctrica, escribir canciones y cocinar, tanto recetas de su abuela como probar nuevas. 

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By Explorer
Load More In Proyectos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

HomyHub, la revolución de los garajes inteligentes

Solo unos meses después de pasar por Explorer, HomyHub sigue imparable en su camino de conseguir convertir los garajes en garajes inteligentes con IoT.

Promueve:

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728