Habilidades Personales
Trabajar casa

6 consejos para trabajar desde casa

Otro día que estás trabajando en casa. Otro día que sientes que no has avanzado casi nada.

Quizás ya llevabas trabajando en remoto desde hacía tiempo. O quizás esta sea la primera vez que pruebas las (a veces envenenadas) mieles de trabajar desde tu propio hogar.

Sea como sea, aquí te mostramos algunas de las claves que he podido sintetizar en todos estos años en los que he hecho de cualquier lugar mi oficina, para que apliques las que creas que te van a ayudar a rendir más y ser más productiv@.

¿Comenzamos?

 

1. Ve al trabajo

¡¿Cómo?! Pero… ¡si es en casa! Sí, pero eso no debería significar que trabajes en pijama y desde el sofá.

trabajo remoto gif

No, así no deberías trabajar desde casa.

Primero: separa una zona para trabajar. Si tienes un despacho, ¡estupendo! Si no, intenta buscar una zona alejada de la televisión y las zonas de ocio de la casa.

Segundo: haz el acto de “ir a trabajar”. Dúchate, vístete, hazte el café… Luego accede a ese espacio y haz entender al resto de tu familia que, cuando estás en ese espacio, estás trabajando.

 

2. Crea una rutina y un horario

Si es la primera vez que trabajas desde casa, quizás te encuentres con que tanta libertad te descentra y al final acabas preguntándote dónde se ha ido el tiempo, ¿verdad?

Frecuentemente, cuando empezamos a trabajar desde casa, nos encontramos poniendo una lavadora a las 11 de la mañana o enfrente del ordenador a las 9 de la noche. No diferenciamos estrictamente el horario de trabajo. ¡Esto es un error!

Imponte una rutina. Levántate siempre a la misma hora y oblígate a tener un horario de trabajo con un principio y, sobre todo, con un final. No hagas tareas de la casa o de ocio durante el horario de trabajo, pero también desconecta del trabajo pasada la “hora de cierre”.

 

3. Evita las distracciones

Difícil esta, ¿verdad? Con todas las noticias, mensajes, ruido que nos está llegando estos días… Pero venga, vamos a ver algunas ideas:

  • Elimina las notificaciones del móvil y del ordenador. Son interrupciones que te sacarán de tu flujo de pensamientos y tendrás que emplear un tiempo en volver a centrarte.
  • Avisa a tus familiares de que no te interrumpan durante tu horario de trabajo. Si tienes un despacho, indícales que no deberían entrar si no es por algo importante. Si compartes espacio, una buena idea es usar auriculares para indicar cuándo estás concentrado y no deberías ser interrumpido (puestos) y cuándo pueden hablar contigo (sueltos).
  • Imponte restricciones. Si te cuesta no mirar el móvil o entrar a páginas de noticias o redes sociales puedes utilizar aplicaciones lo restringen. Forest para móvil o SelfControl para escritorio son mis favoritas.

 

4. No olvides tu cuerpo

Aunque no debería ser la principal razón para cuidarnos, la salud influye en nuestro estado de ánimo y, por tanto, en nuestra productividad.

Y como nuestros hábitos diarios han cambiado y lo más probable es que ahora lleves, como mínimo, una vida un poco más sedentaria que antes, habrá que compensarlo de alguna manera.

Aunque no tengamos equipamiento en casa (una bicicleta estática, por ejemplo) podemos hacer rutinas de ejercicios sencillas, yoga o disciplinas similares. Por suerte en YouTube puedes elegir entre miles la que mejor se adapte a ti.

ejercicio gif

(Tampoco hace falta que tu perro haga ejercicio contigo)

 

5. Aprovecha para hacer otras cosas

Vale, lo de mantener o adaptar la rutina que teníamos hasta ahora está bien pero, ¿qué hacemos con el tiempo que empleábamos yendo al trabajo o paseando?

No todo es trabajar. Aprende algo nuevo, desarrolla una afición, reinvéntate… Internet es una fuente inagotable de información. Puedes encontrar cursos gratuitos en Coursera y Khan Academy o por muy poco en Udemy, Tutellus y Domestika.

Nosotros en SinOficina hemos querido contribuir poniendo nuestro granito de arena liberando 10 de las mejores sesiones sobre emprendimiento, marketing, ecommerce o productividad para que continúes formándote desde casa.

 

6. Sé benevolente

Es absolutamente normal que, dada la situación extraordinaria que estamos viviendo, no estés rindiendo tanto como antes.

Es normal la preocupación y el desasosiego. Es normal que te cueste más concentrarte y que el pensamiento se te vaya. O que revises las fuentes de noticias más a menudo.

No te sientas culpable por ello ni te impongas una presión psicológica extra, porque esto hará que todavía te cueste más sacar trabajo adelante.

Acéptalo. Sé benevolente contigo mismo/a y, simplemente, haz lo que esté en tus manos por mejorar cada día.

Experimenta con algunas de las pautas que te he dado en este artículo, prueba con variaciones, diseña nuevas… Conócete. Poco a poco irás trabajando mejor.

¿Quieres compartir con nosotros algún otro consejo?

PS: Si tienes ganas de más, hemos organizado un congreso online gratuito en el que expertos y trabajadores de las empresas referentes del trabajo en remoto nos cuentan cómo lo hacen aquí.

Share this Story
Load More Related Articles
  • Trabajar casa
    Habilidades Personales

    6 consejos para trabajar desde casa

    ¿Todavía no te has adaptado a trabajar en remoto? Nuestro antiguo Explorer Bosco Soler, Fundador de SinOficina.com, nos trae 6 consejos muy útiles para ser productivo desde casa.
Load More By Bosco Soler
Load More In Habilidades Personales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

La digitalización y el nuevo paradigma para startups

La digitalización avanzó seis años con el confinamiento. El paradigma cambia. ¿Cómo se adelantan a la nueva realidad las startups a este lado del charco?

Promueve:

marzo 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031