Proyectos
Jardines-verticales-Explorer

Jardines del Aire, bienestar en vertical

  • Las biólogas Lara Terán y Lorena Conejero querían aportar bienestar físico y psicológico al interior de los edificios y arrancaron su startup con Explorer en 2017.
  • Su idea de jardines verticales, a pesar de haber pivotado, sigue siendo sostenible y acercando la naturaleza a los espacios interiores de particulares y empresas.

A Lorena le pasó lo que a muchos jóvenes al acabar la carrera: “no sabía cuál iba a ser mi siguiente paso. Lara me presentó una idea y me pareció fenomenal”.

Decidieron apuntarse al programa de emprendimiento para jóvenes Explorer y, tras ganar en su Explorer Space, también fueron seleccionadas por el Ayuntamiento de Madrid en el programa de Aceleración de Proyectos de Alto Potencial.

Echando la vista atrás, “hemos pivotado bastante de nuestra idea original”.

Actualizamos este post justo después de que hayan llevado sus jardines a las instalaciones de Netflix en Madrid.

 

¿Por qué jardines verticales?

La ciencia ya ha demostrado que la exposición a la luz natural y los espacios verdes está asociada a una mejor salud mental y física, y eso es lo que busca Jardines del Aire.

En 2015 se realizó un estudio sobre el impacto de la biofilia en el lugar de trabajo. “Human Spaces” de Interface encuestó a casi 8.000 trabajadores de 16 países y descubrió que incluso pequeños cambios inspirados en la naturaleza pueden tener un impacto significativo.

El estudio relacionó los niveles de productividad con el bienestar de los trabajadores en sus oficinas: un tercio de los encuestados dijo que el diseño de una oficina influiría en su decisión de trabajar para una empresa.

Los empleados que trabajaban en instalaciones con elementos naturales presentaron un 15% más de bienestar, fueron un 6% más productivos y un 15% más creativos.

Para los españoles, la luz natural y las plantas son los elementos más importantes a la hora de estar cómodos en el lugar de trabajo.

 

El valor de escuchar a los clientes y pivotar

Al principio Lara y Lorena querían realizar jardines verticales con materiales reciclados.

Más tarde se centraron en seleccionar plantas que no solo aportaran una decoración más natural, sino que ayudaran a reducir los contaminantes en el ambiente, incorporándoles incluso un medidor de calidad de aire (según la OMS, el Síndrome del Edificio Enfermo conlleva una serie de riesgos como sequedad e irritación de las vías respiratorias, piel y ojos, dolor de cabeza, fatiga mental o resfriados son algunos de los síntomas que podemos sentir en la oficina o en nuestra propia casa).

La idea de purificar el aire, según cuentan, “se nos quedaba grande”, pero no descartan retomarla, cuando tengan más rodaje.

Aunque han dejado de trabajar con planta viva, siguen apostando por una decoración natural y sostenible:

Ya no trabajamos con jardines verticales de planta viva, sino con planta preservada: no está viva, pero es completamente natural y tratada.

Y es que las fundadoras supieron escuchar a sus clientes: se dieron cuenta de que estos preferían jardines verticales cuya instalación fuera más sencilla, y que no tuviesen mantenimiento (que no consumieran energía eléctrica ni agua).

Además necesitaban mucha más inversión para desarrollar estructuras para esos jardines vivos, por lo que se centraron únicamente en decoración con planta preservada.

Aparte de jardines verticales, realizan techos de planta colgante en restaurantes, cuadros, logos vegetales, etc.

Ese saber escuchar a sus clientes y continuar con sus valores hace que les esté yendo bien: “de momento somos sostenibles económicamente hablando, sin haber tenido que pedir un crédito, inversión… Todos los meses tenemos algún proyecto más grande y luego encargos pequeños”.

Ahora siguen vendiendo a particulares (para muestra los productos en su página web), pero principalmente trabajan con empresas, realizando colaboraciones con constructoras y estudios de arquitectura que buscan crear oficinas más confortables para los trabajadores.

Han desarrollado proyectos para compañías como Skoda, BBVA, Universidad Complutense de Madrid, Velux, Secuoya, o recientemente, las oficinas de Netflix en España, entre otras.

También han trabajado en proyectos de decoración de varios restaurantes en Madrid, consiguiendo muy buenas críticas y comentarios.

 

Sostenibilidad y valores

Su idea ha ido cambiando, pero la sostenibilidad y el bienestar de las personas han sido siempre las claves para avanzar. Y es que su proyecto se enmarca dentro de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS 2030), tanto en el apartado de salud y bienestar, como en el de vida de ecosistemas terrestres, puesto que todas sus plantas y musgos provienen de producción o recolección sostenible, que mantiene y respeta los ecosistemas.

En este artículo de la serie “Hablemos de Futuro” encontrarás a Lorena charlando con la Directora de Comunicación de IKEA sobre la importancia de los valores detrás de las marcas, y del concepto de sostenibilidad:

 

Próximo objetivo: escalabilidad

Cuando les preguntamos por sus objetivos a medio y largo plazo, Lara y Lorena demuestran que tienen las cosas muy claras.

Por un lado quieren aumentar la venta a particulares e internacionalizarla, distribuyendo sus cuadros dentro de la Unión Europea.

Para los proyectos de empresas que requieren instalación, tienen en mente crear una red de profesionales que se encargue de las instalaciones, abaratando costes para el cliente, evitando desplazarse ellas, y aumentando así la capacidad de aceptar proyectos.

También quieren contratar a una persona, ya que la demanda crece y cada vez les cuesta más sacarla adelante ellas solas.

A largo plazo, como mencionábamos antes, siguen con la idea de retomar los jardines de planta viva que purifiquen el aire.

 

¿Por qué Explorer?

Explorer  fue una experiencia completamente imprescindible para poder comenzar con la creación de la empresa. No solo carecíamos de cualquier tipo de conocimiento económico financiero o de emprendimiento, sino que no nos terminábamos de creer que alguien como nosotras pudiera montar una empresa; lo veíamos demasiado grande, inconmensurable, no sabíamos por donde empezar.

Dicen que Explorer les permitió conocer a mucha gente en su situación, hacer equipo y aprender unos de otros. Les facilitó la formación necesaria para empezar y tener una idea general de todo, no sentirse perdidas.

“Explorer nos ayudó a lanzarnos, pero también a no precipitarnos e ir avanzando paso a paso”.

Lorena y Lara tienen claro el mensaje para los futuros explorers: ¡Cree en ti y atrévete!

 

Si tú también quieres ser como ellas, pre-inscríbete a Explorer, te avisaremos cuando abra la próxima convocatoria del programa!

 

Jardines-del-aire-nuevo

Jardines del Aire

Startup medioambiental que crea ambientes interiores que fomentan el bienestar, la productividad y la creatividad, acercando la naturaleza a los espacios interiores.

 

Lara Terán y Lorena Conejero

@jardinesdelaire| Founders at Jardines del Aire

Share this Story
  • Jardines-verticales-Explorer
    Proyectos

    Jardines del Aire, bienestar en vertical

    Jardines del Aire es la startup de dos biólogas que pasaron por Explorer. Aunque han pivotado, lo slow y sostenible sigue siendo la base de su proyecto.
Ver más Articulos Relacionados
Ver más en Proyectos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Descubre la inversión de impacto con Raúl Pomares

Raúl Pomares habló con nuestr@s Explorers sobre inversión de impacto, cómo funciona, y dio algunas claves si emprendes con un proyecto sostenible.

Promueve:

febrero 2020
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829