Crea tu startup

Cómo mi viaje Explorer a Silicon Valley impactó en mi “mindset”

Es posible que much@s de nosotr@s hayamos viajado un montón, conocido un montón de lugares chulos, culturas sorprendentes y personas que dejan huella. Y también me atrevo a decir que, después de mi experiencia acompañando a los Explorers a Silicon, “El Valle”, tiene un impacto “especial”, una energía “especial” y una capacidad para inspirar “especial”… Para mí ha sido un experiencia con enorme influencia en mi mindset y por ello, capaz de influir en las decisiones empresariales que he ido tomando desde entonces.

¿Pero qué es eso del “mindset”?

El mindset es tu mentalidad, y es enormemente relevante, porque determina tu forma de pensar y desde ahí, tu forma de actuar. El concepto del mindset ha cobrado especial relevancia a partir de las investigaciones de la profesora de psicología social de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, que identificó dos tipos de mentalidades que afectan enormemente a nuestro rendimiento, nuestro bienestar y nuestros resultados.

Es posible que hayas oído hablar de la “mentalidad fija”, la creencia de que nuestras habilidades básicas, tales como personalidad, inteligencia, capacidad física, etc., vienen de serie grabadas a fuego y no podemos cambiarlas. Así que si tuviste suerte en tu herencia genética, enhorabuena, y de lo contrario…, lo siento mucho por ti y por las limitaciones con las que tendrás que vivir el resto de tu vida.

Y también es posible que hayas oído hablar de la “mentalidad de desarrollo”, la creencia de que nuestras capacidades pueden cambiar, mejorar y evolucionar a lo largo de la vida, a partir de nuestra dedicación, entrenamiento y esfuerzo.

Dweck se hizo especialmente famosa a raíz de comprobar en un importante estudio con estudiantes de quinto grado en Estados Unidos, que aquell@s que recibían reconocimiento por su esfuerzo en lugar de por su inteligencia, obtenían mejores resultados en las mismas tareas, con mayores niveles de bienestar y felicidad.

Aquell@s que recibían reconocimiento por su esfuerzo en lugar de por su inteligencia, obtenían mejores resultados en las mismas tareas, con mayores niveles de bienestar y felicidad.

En definitiva, que eso del mindset tiene un alto impacto en nuestra vida, y a mí el viaje a Silicon Valley me la cambió…

Un viaje – nueve impactos en mi mindset

Estos son los impactos del viaje Explorer a Silicon Valley con mayor influencia en mi mindset. Pues ahí van:

  1. Conectar con la energía, la ambición y la ilusión de 53 jóvenes Explorers con ganas de crear el nuevo “estándar mundial” en sus respectivos segmentos, potenció mi energía, mi ambición y mi ilusión. Esa gasolina “vale oro”.
  2. Ver el mundo a través de los ojos de personas que ven cosas muy diferentes a las que yo veo me hizo cuestionarme mis creencias, amplió mi mirada y aumentó las posibilidades para hacer avanzar mis proyectos.
  3. Aunque estudié parte de mi carrera en EEUU, volver a “beber” del espíritu emprendedor americano y su “Think Big”, fue todo un chute de confianza. Y es que los americanos, vendiendo y pensando en grande, son muy buenos… Así que la pregunta que multiplica posibilidades y divide resistencias es: “¿Y por qué no?”
  4. Idea que comenzó a “aporrear mi cabeza” durante todo el viaje: “Si me enfoco en el mercado local, puedo estar perdiendo la oportunidad de hacerme un hueco en el “mercado mundial”. Y entonces es cuando puedes ver con claridad, si tu confianza en ti mism@ es más grande que tus miedos.
  5. Y otra, por si con la anterior era poco: “por pequeño que seas, la alianza con la tecnología, la creatividad y mostrarte inasequible al desaliento, te abrirán las puertas de un mercado inmenso, abarcable y deseoso de que alguien le solucione sus problemas”.
  6. Y como los insights se sucedían continuamente durante el viaje, tener la posibilidad de conocer cuáles eran las tecnologías más disruptivas del momento y vislumbrar los cambios que vendrían gracias a ellas, fue sin duda un “viaje al futuro” que dejó un cierto estado de shock, cuestionamiento y reflexión en todos nosotros. Desde entonces, otra idea se instaló en mi mente: “el mundo se enfrenta a un momento crítico en la historia de la humanidad. Nuestra capacidad para cambiar el “rumbo” y transformar lo que llamamos vida comienza a ser de tal magnitud, que necesitaremos a líderes, empresari@s y “players” con la suficiente ética, conciencia y visión global, como para llevarnos a ese lugar en el que “la vida” podría ser inmensamente mejor…” ¿Cómo contribuir a ello?
  7. Y claro, cuando en Facebook pregunté a algunos de sus emplead@s acerca del valor más crítico en la cultura de la compañía, la respuesta fue: “rapidez, rapidez, rapidez y más rapidez”.  Ya sabes que en el mundo en el que vivimos, las reglas han cambiado. Antes, el pez grande se comía al chico… Ahora el pez rápido se come al lento.
  8. Cuando en Airbnb pregunté por lo que diferenciaba su cultura empresarial de la de otras compañías, su respuesta fue: “nos enfocamos en el corto plazo, estamos obsesionados con hacer las cosas bien, intentamos ser una comunidad, crecer tan rápido como podamos y hacer un producto en el que creamos”. Me encantó sobre todo el final: “hacer un producto en el que creamos”.
  9. Y me encantó que un “emprendedor en serie” al que tuvimos la oportunidad de conocer nos revelara uno sus mayores secretos para triunfar: “If you are an entrepreneur, you have to give you permission to yourself”. Y la pregunta es: ¿en qué necesitas darte permiso a ti mism@ para ser el “player” que podrías ser?

El mundo se enfrenta a un momento crítico en la historia de la humanidad. Nuestra capacidad para cambiar el “rumbo” y transformar lo que llamamos vida comienza a ser de tal magnitud, que necesitaremos a líderes, empresari@s y “players” con la suficiente ética, conciencia y visión global, como para llevarnos a ese lugar en el que “la vida” podría ser inmensamente mejor…” ¿Cómo contribuir a ello?

Necesitaremos a líderes, empresari@s y “players” con la suficiente ética, conciencia y visión global, como para llevarnos a ese lugar en el que “la vida” podría ser inmensamente mejor…” ¿Cómo contribuir a ello?

LeandroSiliconExplorerbyx

¿Y las consecuencias del cambio de “mindset”?

Como os decía, durante el viaje me asaltaron ideas que moldearon mi mente, activaron palancas e impulsaron resultados. Además de los nueve impactos anteriores, se grabaron “a fuego” en mi mente y generaron foco las tres preguntas que los inversores repetían en El Valle:

    1. ¿Cuál es el problema que vas a resolver?
    2. ¿Cómo vas a resolverlo?
    3. ¿Cómo vas a escalar tu negocio?

Tanto foco, que nada más volver del Valle decidí cerrar una de mis dos empresas y cambiar el modelo de negocio. Por ese entonces yo tenía dos proyectos sinérgicos en paralelo: la empresa de consultoría, formación y coaching en liderazgo y gestión de personas (On The Top), y el centro de reducción del estrés y entrenamiento cerebral (Neurozona).

On The Top iba muy bien (aunque no con la misma denominación, ahora mismo son más de 14 años en el negocio) y Neurozona había consumido ya muchos miles de euros de inversión propia, sin que los resultados avalaran sus posibilidades de supervivencia y crecimiento. El “efecto Silicon” me mostró con claridad el camino a seguir. Llevaba tiempo cuestionándome el modelo de Neurozona porque no acababa de arrancar. Yo no podía dedicarle demasiado tiempo porque On The Top era prioritario y requería mucha dedicación. El equipo de Neurozona y yo no encontrábamos la manera de que el negocio evolucionara. El problema que resolvíamos era claro, pero la forma de resolverlo no acababa de conectar con los clientes potenciales, a pesar de que ofrecía buenos resultados. Y las posibilidades de escalarlo requerían mi dedicación casi total a ese proyecto (dejando On The Top de lado) y la inyección de un buen puñado de “nuevos recursos”.

Como emprendedor ¿a qué debía darme permiso a mí mismo? A CERRAR Neurozona, asumir las pérdidas económicas de la inversión, reconocer que no soy infalible y a capitalizar el aprendizaje de la experiencia para aprovecharla en “mi nuevo proyecto”.

En estos momentos he creado un equipo de perfil tecnológico, con el que he diseñado una estrategia a cinco años para poder llevar productos online (principalmente formación) a todo el mercado hispanohablante en nuestras seis áreas de expertise:

  • Actitud y gestión del cambio
  • Liderazgo, equipos de alto rendimiento y neuromanagement
  • Comunicación e influencia
  • Gestión positiva del estrés
  • Mindfulness e inteligencia emocional
  • Motivación y productividad

Este cambio de rumbo ha desembocado en una nueva web de desarrollo profesional y personal.

Con mucha ilusión pretendemos aprovechar como trampolín nuestra penetración actual en el mercado nacional offline para generar sinergias con nuestra actividad online, y desde ahí crecer hacia el mercado internacional. Eso nos brindará la oportunidad de llegar más lejos para contribuir aún más, a “crear” el mundo en el que “creemos”.

Así que ¡cuidado con “el efecto Silicon”, Explorer! porque tal vez cambie tu mindset, y si tu mindset cambia, es posible que tu vida cambie…

Abrazo grande y ADELANTE!!!

Share this Story
Ver más Articulos Relacionados
Ver más en Crea tu startup

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Test para emprendedores

¡Descubre cuánto sabes de emprendimiento en solo tres minutos!

Promueve:

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031