Marketing y comunicación

Bienvenidos a SEO: posicionamiento, pócimas y conjuros

El posicionamiento SEO en Internet es algo que para la mayoría de los mortales se resume en “Quiero que mi web esté en la primera página de Google”. Cuando los profesionales digitales nos encontramos con esta petición, lo primero que nos pasa por la mente es que nuestro interlocutor quiere que hagamos magia y rápido.

via GIPHY

Hacer esa afirmación es como pedirle al entrenador de un equipo de futbol de primera división que te saque de delantero titular para meter goles, cuando ni siquiera sabes lo que es una pelota.

Para el SEO, como en cualquier aspecto de un negocio, en este caso digital, es necesario realizar un análisis previo para saber dónde estamos y hasta dónde queremos/podemos llegar.

Aquí va una lista que será útil tanto si quieres empezar tu propio posicionamiento SEO “DIY” (Do it yourself) como si quieres contratar a un maestro en “SEO, Pócimas y Conjuros” y entender todo aquello que te diga sin que te suene a la invocación de una criatura del infierno.

 

Pasos para obtener un buen posicionamiento SEO

1. Elige un buen nombre de dominio

Siempre es más fácil recordar un hechizo como “Alohomora.com” que un “supercalifragilisticoespialiadoso.com”. Así que cuando elijas un nombre, debería ser lo más corto que todos los dominios que hay ya registrados te permitan. Utilizar un dominio corto hará que la gente recuerde tu proyecto, y eso en cierto modo ya es posicionamiento. Para comprobar las marcas que existen en España, puedes consultar la web de la OEPM y para ver los dominios libres puedes comprobarlo en cualquier registrador como DonDominio.

Esta vez no, Mary…

via GIPHY

2. Comprueba qué buscan los usuarios en Google

Aunque parezca mentira, las búsquedas están más a mano de lo que puedas creer: simplemente hay que ir a la página del buscador Google Trends, también podrás consultar el histórico de lo que se ha ido buscando desde 2001. El buscador dedica otras secciones a explicar cómo funciona su algoritmo, que es el que clasifica todas las webs.

En sus inicios se basaba en los enlaces, pero hoy en día hay muchos más factores que afectan a los resultados que ves, como la ubicación u otras búsquedas que hayas hecho en el pasado, por citar algunos. Como puedes ver, que no estés bien posicionado no quiere decir que tengas un mal de ojo de una startup de la competencia.

3. Conoce tus keywords

Una vez que sepas el camino que vas a seguir para crear el contenido de la página web de tu startup, necesitarás saber qué palabras son las más importantes en ese tema. En SEO se llaman “keywords”.

Hay muchas herramientas para buscar keywords con las que posicionar tu web -la mayoría de pago-, pero existe “Keywords everywhere”: funciona como una extensión para los navegadores Google Chrome y Mozilla Firefox y añade una barra lateral a la derecha de los resultados del buscador de Google cuando haces una consulta. En esta barra se muestran los términos relacionados y su cotización para anuncios en Google Adwords.

4. Crea contenido de interés para tus potenciales usuarios/clientes

Como dijo en una sesión Carles Argemí, formador del Programa Explorer: “¿Qué es lo que más le va a interesar a tus usuarios? ¿Lo bien que te lo pasas presentando tu startup o las diferentes formas en que tu servicio/producto les puede ser útil para aportarles un beneficio?” Publiques lo que publiques (imágenes, textos, gráficos…) tiene que aportar algo a los usuarios. De esa forma lo compartirán, generando así nuevos enlaces que llevarán a tu web y aumentarán el tráfico de usuarios, haciéndote ganar puntos con Google para que te posicione mejor.

5. Revisa la página web de tu startup

Una prueba tan simple como buscar el nombre completo de tu startup en Google, te puede dar pistas de cómo te encuentran o no te encuentran los usuarios.

¿Qué aparece en los resultados de Google? Lo ideal sería que el primer resultado fuera tu web con el título en azul, la dirección de tu dominio en verde, una descripción de menos de 2 líneas en gris y las principales secciones de tu web destacadas en azul como las que ves aquí. (Si no es así, no te preocupes, ¡aún estás a tiempo de mejorarlo!):

SEO y posicionamiento

Google, para posicionar, tiene en cuenta lo que se llama SEO On-Page. Comprende todas aquellas acciones que se pueden llevar a cabo en tu página web para que el algoritmo del buscador lea correctamente su contenido, entienda el tema del que trata y evalúe dónde debe colocarla comparándola con todos los resultados parecidos.

La más básica es rellenar los metadatos de tu página web: etiquetas que se incluyen directamente en el código html de la web y definen elementos como el título, la descripción, el idioma, el autor, etc.

Si tu web está hecha a medida, tendrás que pedir al programador que los incluya, en el caso de que tu web utilice por ejemplo WordPress, tienes plugins que te facilitan mucho el trabajo de rellenar las etiquetas.

Existen muchos tipos de metadatos e incluso las redes sociales tienen etiquetas propias que hacen que cuando compartas el contenido en su red social, se vea correctamente el título o la foto destacada.

Otra de las prácticas (no tan de brujería) que se usa para posicionar es la jerarquización de los contenidos a través de las etiquetas de título o cabecera <h1>, <h2>, <h3>… <h6>. Con estas etiquetas definimos el tema principal y sus subsecciones, es decir, le ponemos un formato determinado a los títulos y subtítulos de nuestro texto de forma que sea más fácilmente legible y rastreable.

Existen muchas más etiquetas, pero ten en cuenta que un aprendiz de este arte no va a invocar al dragón del SEO en el primer intento.

6. Avisa a Google

El buscador tiene herramientas para que le avises de que tu startup tiene una increíble nueva web. Una vez hayas puesto online tu página, tendrás que darla de alta en Google Search Console. Este servicio del buscador permite “darles un toque” a los bots o “arañas” de Google para que revisen tu web y la tengan en cuenta para empezarla a clasificar y mostrar a los usuarios en los resultados.

7. Mide y observa

De nada sirve tener la mejor “varita startup 3000”, si no lees la instrucciones para saber cómo funciona y qué poderes tiene. ¿Cómo funciona tu web? ¿Qué están haciendo los usuarios cuando llegan a ella? Todo esto lo averiguarás colocando el código de Google Analytics en tu página web. Se coloca en el código después de los metadatos que hemos comentado antes.

La analítica de Google te permitirá saber cuántos usuarios entran, qué páginas ven, cuánto tiempo están en ellas, desde qué ciudad se conectan o incluso su navegación en tiempo real.

Google Analytics es una bola de cristal que te permite ver el pasado y presente de tu web para poder tomar decisiones en el futuro.

via GIPHY

8. Mas allá de tu web

Google valora además de todo lo que hagas en tu web, también que otras webs enlacen a la tuya como muestra de que tus contenidos son buenos e interesantes. Referencias en redes sociales, foros, blogs u otras webs similares, le sirven al buscador para validar tu web y clasificarla entre el resto de resultados existentes sobre un tema concreto.

Pero… ¡cuidado! parece algo fácil: “Si muchas páginas me enlazan y dirigen tráfico a mi página web, puedo ir publicando yo mismo en cualquier medio online mi web e incluso pagar servicios que hagan esto automáticamente”. Este tipo de practicas se llaman “Black Hat” y es una magia que no le gusta nada a Google, de hecho cuando la detecta, penaliza el posicionamiento de la página web. En ocasiones es muy difícil volver a recuperar el posicionamiento perdido.

via GIPHY

9. Difunde tu contenido, hazlo social

Adapta el contenido generado en tu web a las distintas redes sociales. Valora cuál de ellas es más adecuada dependiendo de la actividad que tenga tu startup. Cada una de las publicaciones servirán de nuevos resultados que podrá clasificar el buscador para que los usuarios te encuentren.

via GIPHY

Si te has fijado, el posicionamiento tiene mucho de observación para luego actuar, y no tanto de artes oscuras de magos en tierras lejanas.

El SEO es un campo que está en continuo cambio, ya que depende de las tendencias de búsqueda de los usuarios y los diferentes cambios que hace Google en su algoritmo. Lo que está claro es que el SEO es una carrera de fondo: hay que trabajar cada día para mejorarlo y así en meses, incluso semanas, comenzarás a obtener buenos resultados.

via GIPHY

 

Algunas fuentes interesantes sobre SEO si quieres ampliar información: 40 de fiebre, ninjaseo y ahrefs.

 

TE PUEDE INTERESAR  Cinco ejemplos reales de productos y servicios basados en marketing emocional

TE PUEDE INTERESAR  El storytelling y el elevator pitch son claves para tu proyecto
Share this Story
  • Marketing y comunicación

    Bienvenidos a SEO: posicionamiento, pócimas y conjuros

    Si todo lo relacionado con posicionamiento SEO te suena a brujería, aquí van unos consejos útiles para empezar a trabajarlo, tanto si es versión “DIY” (Do it yourself) como si quieres contratar a un maestro en “SEO, Pócimas y Conjuros”.
Ver más Articulos Relacionados
Ver más en Marketing y comunicación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Promueve:

abril 2019
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930