Expertos, Marketing y comunicación

El storytelling y el elevator pitch son claves para tu proyecto

En otro post ya os conté que emprender y vender van de la mano: darse a conocer, interactuar y convencer al otro pues puede ser nuestro cliente o inversor o conocer a algún contacto que pueda servirnos.  Por este motivo, tenemos que tener muy en cuenta el siguiente dicho ‘Nunca hay una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión’ y ante las típicas preguntas de: “Oye, ¿Y tú a qué te dedicas?, ¿por qué decidiste dedicarte a esto y montar tu empresa?” Tu respuesta deber generar esa confianza con la persona que te escucha y despertar interés para que quiera saber más.

Para conseguirlo existen herramientas que nos entrenan para poder conseguir la influencia deseada: el storytelling y el elevator pitch.

En el storytelling, o lo que es lo mismo, contar historias relacionadas contigo, tu idea de negocio, tu producto, servicio…, para conectar con el receptor emocionalmente y conseguir centrar su atención, tienes que tener en cuenta estos tres puntos:

  • Quién quieres que sea el protagonista de tu historia: tú o tu empresa.
  • El tema sobre el que quieres hablar: cómo surgió el proyecto, cómo diste con la idea original, qué significa el nombre…
  • Validar que tu historia cause interés y pueda quedar grabada en la cabeza de quien te vaya a escuchar.

Recuerda que la realidad se modifica en función de cómo se cuente y que las historias son un vehículo acelerador de la comunicación porque van cargadas de significado.

Por su parte, el elevator pitch es una herramienta que sirve para responder a la pregunta “¿A qué te dedicas?” y debe contener una respuesta corta (de entre 30 y 60 segundos) que consiga captar la atención de la persona y haber generado una conexión con ella para que se quede con ganas de más y quiera seguir preguntándote o citarte para hablar más en profundidad en otra ocasión. Para ello, hay que centrarse en tres cosas:

  • Cuál es la necesidad real o problema real que satisfaces con tu idea de negocio.
  • Cuál es la solución que ofreces.
  • Cuál es el factor diferencial de ese producto o servicio que ofreces y qué beneficio real aporta al cliente.

Condénsalo todo en tres frases y así conseguirás la ansiada fórmula del BCC (breve, conciso y claro) que da tan buenos resultados. Así, desarrollarás habilidades que no sabías que tenías y podrás crecer como profesional y como persona.

 

TE PUEDE INTERESAR  Bootstrapping, ¿el inversor que no encuentro?
Share this Story
Ver más Articulos Relacionados
Ver más en Expertos

One Comment


  1. Posicionamiento SEO

    25 noviembre, 2019 at 19:12 pm

    Muchas Gracias por compartir este post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

¿Has entrado en Explorer Lab? ¡Ya tenemos seleccionados!

¡Ya tenemos seleccionados para participar en Explorer Lab! ¿Habrá sido elegido tu proyecto para ser validado e impulsado durante 12 semanas de formación, acompañamiento y conexiones de impacto?

Promueve:

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728