Expertos, Legal

La DUE DILIGENCE: el paso previo a la firma de un contrato de inversión. 

Si las relaciones personales se basan en la confianza, las empresariales no son menos, pues como dijo en su momento  Albert Einstein  “Cuando se trata de Verdad y Justicia, no puede haber diferencia entre los problemas pequeños y los grandes. Porque los puntos de vista generales sobre el comportamiento humano son indivisibles. No se puede confiar en las personas que no consideran seriamente la verdad en asuntos pequeños”.

Y la confianza se gana día a día y se refuerza cuando una persona o entidad interesada en tu proyecto empresarial analiza y confirma que la totalidad de los aspectos sobre los que versa el negocio: legales, contables, fiscales, comerciales y su propiedad intelectual cumplen con lo que se le ha presentado en las reuniones previas o en los documentos entregados.

Por tanto ¿Qué es un proceso de due diligence?

Es una investigación concienzuda de las diferentes áreas de un proyecto empresarial (ámbito financiero, contable, fiscal, comercial y aspectos tecnológicos, legales, medioambientales y laborales) realizada por una empresa externa e independiente al inversor/a y al emprendedor/a con el fin de reducir el riesgo asociado a la participación en la empresa.

¿Cuándo se produce?

Este proceso se inicia cuando el inversor ya ha presentado una carta de intenciones y  existe un acuerdo entre las partes (inversor y equipo fundador) sobre las condiciones de la operación de inversión y desinversión.

Due diligence

 

¿Cómo se produce?

Con base en el acuerdo de confidencialidad ya firmado entre las partes, el equipo emprendedor facilita el consentimiento explícito y su colaboración para que la entidad externa pueda validar todos los aspectos clave de la empresa.

¿Qué supone?

Permite el cierre del acuerdo y la detección de carencias o eventualidades no controladas. Si las contingencias detectadas en el proceso de Due Diligence son leves o fácilmente subsanables lo habitual es continuar con el proceso de inversión y proceder a la elaboración del contrato de inversión y pacto de socios.

 

Como moraleja para aquellas personas que estáis en un proceso de búsqueda de socios/as sean inversores o no, recordar que esta fase es larga y compleja pero si desde el momento inicial somos conscientes del proceso y sus requisitos, podremos afrontarlo con más garantías.

 

Photo by rawpixel on Unsplash – Photo by rawpixel on Unsplash

Share this Story
Ver más Articulos Relacionados
Ver más de Nuria Fernández
Ver más en Expertos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Additional comments powered by BackType

Check Also

5 claves para transformar conflictos en oportunidades

Desarrollar un proyecto empresarial y llevarlo al mercado ...

Promueve:

junio 2018
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930